Noticias

El accidente en el set de El Exorcista que pudo habernos dejado sin esta joya del cine

Por Sebastian Garrido

El accidente en el set de El Exorcista que pudo habernos dejado sin esta joya del cine

Lamentablemente esto afectó a su actriz de por vida, a la fecha no ha podido recuperarse 

Síguenos enSíguenos en Google News

El Exorcista para muchos es una obra de arte y la razón de que muchas personalidades hoy hayan decidido dar su vida entera a la industria del cine y del entretenimiento. Personalidades como Guillermo Del Toro la han señalado de ser lo mejor que se ha hecho en el área del terror y es gracias a ella que tenemos una base y una escala para determinar cuando una cinta es genuinamente terrorífica o cuando no lo es en lo absoluto. Pero más allá de su grandeza, por algún tiempo se consideró que fue una producción maldita por varias cosas que sucedieron en el set.

Hoy venimos a compartir uno de esos acontecimientos que cambió la perspectiva que se tenía sobre ella, y un accidente que pudo haber terminado en una completa tragedia para la persona y en un proyecto inconcluso para el director William Friedkin, quien falleció este año.

Se trata de un accidente que sufrió Linda Blair, actriz que dió vida al personaje de Reagan, pues en una de las escenas en donde se encuentra poseída por el demonio y mueve su cuerpo con movimientos bastante extraños y que obviamente un humano no podría ejecutar sin morir en el intento.

Para lograr esto, la actriz fue anclada a una especie de plancha que sostenía su espalda y su espina dorsal para que al momento de moverlos realmente no se lastimara, pero esto no fue así y en una de las tomas se ve a la actriz llorando pero era del dolor, esto causó que el director parara la filmación y se dieron cuenta de que se había roto un hueso de la espalda.

¿Una maldición o un descuido?


Si bien hay otras situaciones para que la gente considere que esta cinta estaba maldita, esta suena a que fue un descuido bastante irresponsable de las personas que estaban manipulando el aparato que hacía a Linda moverse, el director también por no asegurarse de que todo estuviera en el lugar correcto y sobre todo de no darse cuenta que en realidad la actriz lloraba del dolor.

 


Más noticias