Noticias

El dato que no conocías de El Gran Gatsby que te hará perder fe en la humanidad

Por Sebastian Garrido

El dato que no conocías de El Gran Gatsby que te hará perder fe en la humanidad

Si eres un amante del medio ambiente puede que esto te parezca una atrocidad 

Síguenos enSíguenos en Google News

Aunque no es una de las películas más reconocidas del director, Baz Luhrmann, El Gran Gatsby si logro agradar a una cantidad notable de fanáticos, la crítica por otro lado no fue tan amable y quizás es por que si la comparamos con la obra de Scott Fitzgerald, obviamente que se queda corta. Aún así sirvió para recordar la versatilidad de Leonardo DiCaprio, además de que contamos también con la presencia de uno de sus amigos de la infancia, Tobey Maguire, por lo que esta química que hubo en parte no fue del todo fingida. Tiene ya 10 años que la película se estrenó en los cines y es un buen momento para revelar algunos detalles que seguramente no sabías.

Si no has visto el Gran Gatsby ni leído el libro, te contamos de qué se trata. La historia sigue a un aspirante a escritor que llega a la ciudad de Nueva York buscando fama y reconocimiento, él se muda a lado de un millonario que poco a poco se convierte en su amigo pero lo que nadie sabe es que este millonario es en realidad una persona muy diferente a la que dice ser.

Hay que recalcar que la producción está ubicada en la época de los años 20’s por lo que el director tuvo la tarea de retratar esta época y ciertamente lo logró. Pero sin más vueltas, te traemos un dato curioso bastante interesante pero que sin dudas te hará perder fe en Hollywood y en la humanidad si eres un amante de la naturaleza y el medio ambiente.

En el primer día de rodaje, el director filmó una de las escenas más emocionantes de la cinta, cuando Gatsby y Daisy toman té mientras una lluvia muy intensa está sucediendo, pero esto lo hizo con más de 100,000 litros de agua ya que era un hermoso día de primavera y el clima no estaba cooperando mucho con la producción.

La vida lo odia


Pero eso no es lo peor sobre el gasto y desperdicio de agua que el director hizo sino que en los tres días siguientes de filmación llovió a cantidades impresionantes. Si bien para muchos es una gran película, y recuperó sin problemas lo que se gastaron en ella, la crítica considera que es de las peores del director que llevó a la pantalla grande la historia de Elvis con Austin Butler.
 


Más noticias