Noticias

Guillermo Del Toro no pudo dejar de llorar con esta cinta de Hayao Miyazaki

Por Sebastian Garrido

Guillermo Del Toro no pudo dejar de llorar con esta cinta de Hayao Miyazaki

El director es conocido por ser un gran fanático del cineasta japonés y en especial quedó cautivado con una de sus más reconocidas de sus producciones 

Síguenos enSíguenos en Google News

Cuando pensamos en directores mexicanos, el primero que se le viene a la mente a varios es Guillermo Del Toro, mejor conocido por producciones como La Forma del Agua, El Laberinto del Fauno y recientemente Pinocchio, la cual fue ganadora de múltiples premios Oscar el año pasado. El director ha revelado en varias ocasiones que su sueño realmente es realizar de lleno varias producciones de animación pero antes de que eso suceda se encargará de hacer unas cuantas al live action, por lo mismo es un amante de la animación y del trabajo de otros directores y cineastas en especial del de Hayao Miyazaki.

Miyazaki es ampliamente conocido a nivel mundial y ha estado en boca de todos en las últimas semanas debido a que hace unos meses se estrenó la que iba a ser su última película, llamada The Boy and the Heron, que llegará pronto a los cines de México aunque aún no se sabe si a los comerciales.

Del Toro sabe que las características del trabajo de Miyazaki son más que increíbles y no solamente hablando de animación sino también en cuestión de la trama de ellas las cuales están llenas de fantasía, naturaleza y sentimientos bastante complejos como el duelo, la pérdida y la tristeza.

Y hay una cinta en especial con la que el director mexicano no pudo parar de llorar desde que comenzó a verla, esta es Mi Vecino Totoro, la cual fue lanzada en 1988. Sobre ella Guillermo aseguró en una entrevista con Collider que en esta se muestra algo que es imposiblemente bello pero también dolorosamente bello y automáticamente te hace sentir algo que nunca experimentarás en la vida real.

Desde principio a fin


Así mismo compartió que lloró desde que la cinta comenzó debido a que pensó que era una infancia que estaba ganando y una infancia que nunca había sido y fue así como confirma que es la mejor película para empezar con el universo de Hayao Miyazaki, del cual aún tendremos mucho ya que decidió no retirarse aún.
 


Más noticias