Curiosidades

No son los reyes de España ni los multimillonarios: conoce quien si tiene sangre azul

La sangre azul no es un mito, es una realidad pero no tiene que ver con la realeza
jueves, 27 de agosto de 2020 · 13:20

Siempre se relacionó a la sangre azul con las monarquías en todo el mundo o aquellas personas que nacieron en cuna de oro, peso a que eso nos quieren hacer creer la verdad es que todas las personas el mundo tienen sangre roja, indistintamente del color de piel o país en el que hayas nacido.

Pero también no es del todo mentira el tema de la sangre azul, en el mundo animal hay una especie que si porta este color característico en su sangre y se trata del pulpo, en general de aquellas especies que viven en el fondo del mar.

Los mamíferos tienen hierro en su sangre para permitir transportar el oxígeno a todo el cuerpo, el hierro es muy pesado en el fondo del mar por lo que los animales que viven allí evolucionaron y cambiaron la base de su sangre para reemplazarlo por el cobre.

El cobre cuando se oxida se convierte en azul mientras que el hierro la transforma en rojo, por eso los pulpos son los únicos animales que tienen la sangre azul, el cobre no se mueve con tanta facilidad como el hierro y para poder bombear el oxígeno a todo el cuerpo el pulpo necesita de tres corazones.

Los pulpos más caminan que nadan, por eso tienen ‘ocho patas’ pero nunca podrían nadar en la superficie, solo pueden caminar en el fondo del mar, peculiaridad que solo tienen aquellos de sangre azul.

¿Por qué se dice que los príncipes son de sangre azul?

Existen muchas teorías, la que más aceptación tiene es que por el color tan blanco de la piel de los reyes en Europa y como la gente no podía verlos demasiado por sus vestimentas eran los de la nobleza los que levantaban su espada para nombrar caballeros y demás, allí se podía ver algo de sus brazos y sus venas que claro daban la impresión de tener sangre azul.

También se dice que todo nació luego de un cuento en Rumania donde se nombra al primer 'príncipe' azul en el año 1500, el relato se leyó tanto que originó muchas leyendas, poco a poco se quedó en la mente de las personas que los de la realeza tienen la sangre azul pero lo que no saben era que aquel príncipe solo tenía un color de ojos azul extremo y de allí su apodo, hoy gracias a Disney nombrar a un príncipe como 'azul' es más normal que nunca.