Robert de Niro

Robert de Niro es acusado de obsesivo por hacer estas cosas en sus papeles

El reconocido actor es cuestionado por las tácticas que utiliza para componer sus increíbles personajes.
jueves, 18 de febrero de 2021 · 20:50

Si hay algo que nadie puede cuestionar es el increíble talento que tiene Robert de Niro a la hora de llevar adelante sus personajes. Es por esta razón que muchas veces lo juzgan por ser muy meticuloso y obsesivo por dedicar demasiada energía a poder componer estos personajes. 

1- El mayor mérito de su vida fue aprender a hablar siciliano para su papel en The Godfather Part II. Ya en este momento quedó demostrado que su pasión por la actuación y por ser sorprendente en su trabajo, empezaron a marcar la diferencia. En este caso, pasó más de cuatro meses estudiando italiano para sacar la forma exacta de hacer a Vito Corleone. Como era de esperarse, gracias a este rol fue galardonado con el Oscar al Mejor Actor de Reparto en la ceremonia de 1975.

2-Sin embargo en el padrino no solo dejó en evidencia lo que es capaz de hacer. Para poder concretar su papel en Raging Bull (Toro Salvaje) entrenó durante cuatro meses y hasta incluso, luchó en combates profesionales para que no quedaran dudas de que estaba en su mejor nivel, Luego de ese increíble trabajo, De Niro engordó más de 25 kilos para poder encarnar a un La Motta envejecido. Algo que solamente consiguen los grandes como él. 

3-Por otro lado, cuando hizo Taxi Driver, De Niro tuvo varias conversaciones con taxistas nocturnos de Nueva York. Como si eso fuera poco, también se sacó una licencia para recorrer las calles de la ciudad y empezar a definir el perfil de los que ejercen esta profesión. También el bajo perfil que tenía en ese momento, le permitió también realizar varios viajes sin que sus admiradores lo reconocieran.

4-Cuando hizo del psicópata y ex convicto Max Cady en Cabo de Miedo, Robert De Niro llegó a operarse los dientes y luego de eso, se sometió a otra intervención para revertir el caso. Además se hizo varios tatuajes con tinte vegetal para concretar aún más este perfil de hombre peligroso.