Historia de Vida

La historia del hombre que sobrevivió a 16 horas en el medio del mar sin salvavidas

Cuando cayó al agua creía que su vida había terminado, pero esto no fue así.
viernes, 26 de febrero de 2021 · 17:23

Uno de los mayores miedos de cualquier hombre o mujer que navega por el mar, es caerse al agua y que nadie de su entorno logre darse cuenta. Aunque son pocos los casos de quienes pasan por este hecho tan lamentable, suceden y con más frecuencia de la que se cree. Este fue el caso de Vidam Perevertilov, un regatista de 52 años, que estuvo al borde de la muerte. 

Por lo que se pudo reconstruir, el sujeto en cuestión sufrió este grave accidente el pasado 16 de febrero cuando se cayó por la borda del carguero Silver Supporter. Lo que nadie identificó es que ya no estaba entre sus tripulantes y él tuvo que buscar la manera de salvarse frente a tantas condiciones adversas.

Las aguas del Pacífico sur estaban realmente muy frías y la noche oscura complicó aún más el cuadro, pero él se mantuvo lleno de esperanzas de salir adelante. Asi fue como visualizó a la distancia un punto, que creía era la orilla de alguna costa, y nadó con todas sus fuerzas hasta lograrlo. 

Durante horas, fue haciendo largas brazadas con la esperanza de que pudiera llegar antes de que cayera el sol y aunque el cuadro era terrible, él mantuvo la esperanza y la tranquilidad. Fue así como encontró una boya que no estaba sujeta a nada y que flotaba por la zona, por lo cuál, él se agarró al mismo y se mantuvo a salvo tratando de recuperar sus fuerzas. 

Sin embargo, el problema estaba puesto en el sol, la fuerza de sus rayos que lo quemaron y que además le resecaron la garganta. Así estuvo hasta que vió un barco con pasajeros que estaba pasando por allí. y no dejó de gritar hasta que los mismos se percataron de su presencia. 

Lo que se reconstruyó es que el hombre había estado en la popa hasta que le bajó la presión y se terminó desmayando, cayendo de forma casi automática del barco. Seis horas después sus compañeros se dieron cuenta de que no estaban y lanzaron una alarma que puso en alerta a todos en la zona y que le permitieron encontrarlo. 

Por su parte, el hombre no quiso llevarse la boya del agua como forma de recordar esta hazaña ya que entiende que ese elemento puede salvarle la vida a otra persona que pase por lo mismo.