Reina Isabel II

Conoce a la única mujer que opacó a la Reina Isabel y no fue Lady Di

Esta mujer hizo que la reina Isabel II se sintiera incómodo y opacada. Se trata de la esposa de un famoso presidente norteamericano.
domingo, 11 de abril de 2021 · 15:30

Estos últimos tiempos la Familia Real Británica estuvo en el ojo de la prensa internacional debido a los diversos escándalos que protagonizaron. No hace mucho Harry y su esposa Meghan anunciaban al mundo que se retiraban de la realeza generando una gran controversia en torno a los motivos de la decisión. 

Pasó el tiempo y decidieron romper el silencio expresando los duros momentos que debieron atravesar a causa de una sociedad y familia que no terminaba de aceptar a la esposa del hijo menor de Lady Di. Hace unos días también se conoció la noticia sobre el fallecimiento del esposo de la Reina Isabel, Felipe de Edimburgo. 

Con una vida tan ajetreada, la Reina Isabel II continúa al frente de sus deberes reales a pesar de su avanzada edad. Quién ahora sacó a relucir un nuevo episodio de la familia fue la serie 'The Crown', donde se pudo ver que existió una mujer por la que su alteza se sintió amenaza y no fue Lady Di. 

'The Crown es un éxito y esto se debe a que retrata casi de forma real los sucesos de la familia británica. Ahora se encuentra en su segunda temporada donde se pudo ver a la reina sentirse menos por la esposa del presidente de los Estados Unidos, Jackie Kennedy. 

Según relata la bioserie entre ellas nació una rivalidad puesto que la monarca británica se sentía opacada ante la presencia de la primera dama. En el episodio se puede ver como la reunión que se planea resulta un desastre puesto que los Kennedy se dirigen de forma incorrecta al Príncipe y a la Reina. 

Además, luego será la propia Jackie la que hará comentarios negativos sobre la figura de Isabel II. Jackie le contó al escritor Gore Vidal que sintió que la reina no la quería puesto que se comportó bastante 'pesada' con su visita. Para rematar le dijo a un fotógrafo que el palacio de Bickinham le parecía de segunda categoría, arruinado y triste.