Bill Gates

Esta fue la locura más grande que hizo Bill Gates para tener un Porsche de lujo

El magnate de la tecnología llegó a meter de manera ilegal el vehículo a los Estados Unidos.
sábado, 17 de abril de 2021 · 17:30

Bill Gates es uno de los hombres más ricos e influyentes de todo el mundo. Gracias a su compañía de Microsoft logró acumular una impresionante fortuna que en la actualidad asciende a más de 100 mil millones de dólares. Sobre este multimillonario sabemos que no le gusta gastar mucho dinero en lujos u objetos innecesarios. 

Sin embargo, cuando se trata de automóviles el magnate de la tecnología no opina igual. Se reconoce a sí mismo como un amante de los buenos autos. Pero existió un vehículo en particular que le causó muchos problemas. Se trató de un Porsche 959 que el millonario intentó trasladar a los Estados Unidos cuando no era legal. 

En ese momento el propio Bill Gates estaba decidido a librar una batalla contra la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos para poder mantener su automóvil favorito en EE.UU. El coche en cuestión era muy aclamado y entonces se agotó muy rápidamente en aquel país. 

Aunque otros autos se podían importar des Europa a EE.UU sin ningún problema, el caso del 959 era diferente. Al parecer el problema comenzó  con la negativa de Porche de proporcionar a la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras cuatro modelos para pruebas de choque. 

Por esta razón no sorprendió que desde la empresa se hayan negado a desperdiciar cuatro vehículos caros y de élites para pruebas. Pero esto no fue un impedimento para Bill Gates, quién de todos modos lo pidió y confiscó en la Aduana durante más de una década. Gates pasó este periodo batallando con Aduana para conducir su espectacular auto. 

Se reunió junto a otros expertos e idearon un plan para encontrar una manera de eludir los requisitos para el valor de la calle del Porsche. Se redactó un proyecto de Ley que fue rechazado en numerosas ocasiones por la corte de los Estados Unidos. Finalmente fue durante el mandato del presidente Clinton en 1998 que se abrió paso al 'proyecto de ley de transporte del Senado'. Así fue como Gates le ganó el gobierno, aunque tuvo que esperar mucho para usar su automóvil.