Eduardo Capetillo

Salen a la luz las extrañas reglas en la relación de Eduardo Capetillo y Biby Gaytán

La pareja lleva junta más de 28 años y ahora ambos apuestan a carreras en el mundo de la política.
domingo, 4 de abril de 2021 · 19:30

Biby Gaytán y Eduardo Capetillo son una de las parejas más solidas del ambiente artístico. Llevan más de 28 años casados por lo que muchos se preguntan cómo hacen para poder mantener vivo el amor, algo muy inusual y extraño para los tiempos actuales. Pues bien te contamos algunas de las cosas más extrañas que realizan los actores para continuar juntos. 

La respuesta la dio el propio Eduardo Capetillo cuando tuvo oportunidad de visitar el programa De Primera Mano. En aquel momento el protagonista de Marimar declaró un par de cosas que dejaron sorprendidos a más de uno, sobre todo a los presentadores. Y es que al parecer existen dentro del matrimonio Capetillo-Gaytán una serie de reglas que se deben obedecer. 

Una de ellas es que cuando conocen a alguien que no es del círculo familiar, entonces no pueden hablar más de 10 minutos con esa persona, sea hombre o mujer. Además, si están conviviendo si se va uno se van todos. Un periodista de aquel show aseguró que a Biby Gaytán la acompañan hasta el baño. En el show insinuaron que esto se debe al lado tóxico que tendría Eduardo Capetillo. 

Durante el show debatieron sobre la regla de 'no hablar con nadie' algo que carece de sentido. Los conductores expresaron que en este punto 'no se hubieran casado', ya que no es sano que las personas consideren que son las dueñas del otro. Lo cierto es que Capetillo no sería el único puesto que son de público conocimiento las escenas de celos de Gaytán durante las filmaciones de algunas telenovelas de su marido. 

Aunque por aquellos años ellos sólo eran novios, se dijo que durante la grabación de 'Marimar', Biby lo esperaba a la salida del set de grabación y que incluso el galán no quería acercarse mucho o besar a Thalía puesto que terminaría teniendo problemas con su novia. 

Pues parece que la cosa no cambió y la pareja continúa siendo igual de posesiva como cuando comenzaron el romance. Habrá que ver ahora que ambos se encuentran alejados enfocados en sus respectivas carreras políticas, y por cuestiones de necesidad no están conviviendo bajo el mismo techo.