Winnie the Pooh

Winnie the Pooh: el oso que estuvo en la guerra e inspiró la famosa historia

El famoso oso de Disney se basó en una conmovedora historia real que transcurrió durante la Primera Guerra Mundial.
domingo, 4 de abril de 2021 · 15:30

Winnie the Pooh es una de las caricaturas más tiernas de la infancia. Este ícono de Disney logró conquistar millones de corazones alrededor del mundo. Pero lo que pocos saben es que detrás del dibujo existe una historial real cautivadora. El escritor la caricatura conoció al oso y basó sus relatos en el vínculo que su hijo logró formar con el animal.  

Todo se remonta a la Primera Guerra Mundial cuando una osa llamada Winniepeg fue hallada por el veterinario del ejército británico Harry Colebourn. Este animal provenía de Canadá pero se crió en medio de la guerra, entre soldados que se encariñaron con ella. En aquel entonces Colebourn la donó al zoológico de Londres porque los enfrentamientos no cesaban y era peligroso continuar conservándola. 

La oso siempre mostró una excelente relación con los humanos, quienes la hicieron muy popular en el zoológico. No sólo logró adaptarse a la perfección sino que cada vez que recibía una visita adoraba llamar la atención. Así fue como comenzó a entablar una relación con Christopher Robin. El pequeño quería tanto a la osa que le cambió el nombre a sus peluches por el de Winnie. 

Cada vez que volvía del zoológico creaba en su imaginación algunas divertidas historias. En tanto que su padre, quién era escritor no podía encontrar inspiración para dar nacimiento a una nueva obra. Entonces tomó las historias de su hijo y recreó las aventuras de Winnie the Pooh, sus amigos y el niño en el Bosque de los Cien Acres. 

Cuando el mundo conoció que aquellas fantásticas aventuras fueron producto de la mente del niño, entonces sus compañeros comenzaron a burlarse de él. Esto molestó a Christopher, quién se enojó con su padre por sacar a la luz las historias que recreaba junto a la osita.

Sin embargo, a pesar de este episodio, la historia e amistad y cariño entre Winnie y el pequeño quedaron plasmadas por siempre para ser compartidas en el mundo entero.