Loco Valdés

El insólito favor que le pidió el Loco Valdés a un presidente mexicano

El comediante mantenía una excelente relación con el polémico ex presidente de México, Gustavo Díaz Ordaz.
martes, 6 de abril de 2021 · 13:30

Manuel 'El Loco' Valdés fue uno de los cómicos más queridos y reconocidos de todo México. El padre de Cristian Castro marcó a varias generaciones con su característico humor y destacó tanto en la televisión como el teatro, la radio y el cine. Sin duda, fue una de las grandes figuras de la industria del espectáculo del país. 

Logró cosechar grandes éxitos gracias a sus populares programas como 'Ensalada de Locos', 'El show del Loco Valdés' o 'Variedades de Media Noche'. Esta fama le permitió formar amistad con otras celebridades del medio pero también con influyentes personajes del mundo de la política. 

Fue durante una entrevista que le concedió a el presentador de televisión, El Burro Van Ranking  donde reveló el vínculo que mantenía con el presidente Gustavo Díaz Ordaz. En aquella oportunidad El Loco Valdés aseguró que se llevaba muy bien con el mandatario y que iban seguido a Los Pinos. 

El curioso pedido de El Loco Valdés al presidente

Durante aquel reportaje el miembro de la dinastía Valdés contó una anécdota muy divertida. Parece que ese día Ordaz estaba de buen humor, pese a que había tenido una reunión que se prolongó hasta muy tarde. El presidente quiso ser generoso y empezó a darles regalos a los asistentes. 

Todos comenzaron a pedirle cosas que el mandatario no estaba dispuesto a dar, excepto a su amigo. El Loco le solicitó una tarjeta de disculpas para poder entregarle a su señora y justificar el por qué había llegado tan tarde a su casa. Pues bien, ese pedido fue cumplido por Gustavo Díaz Ordaz. 

El por aquellos años presidente le dio la tarjeta y además la firmó. De este modo la esposa del comediante podía estar segura de que su marido había pasado la noche con el político. A pesar de la polémica que rodeó el mandato de Ordaz, Valdés tiene un gran recuerdo de su amigo. 

Según la publicación Siempre!, el actor le decía al presidente 'Molcas' y era una de las pocas personas a las que le aceptaba los sobrenombres o alguna broma.