Curiosidades

Estas muñecas japonesas sirven para cambiar la suerte y conducirte al éxito

Se trata de un símbolo de la buena suerte que surgió en Japón y que, según la tradición, puede llevarte a realizar todos tus sueños. 

Muñeca Daruma
Muñeca Daruma

Las muñecas Daruma son una parte importante de las celebraciones que se realizan durante Año Nuevo en Japón. Tienen como misión incentivar a las personas a no bajar nunca los brazos. 

Se crearon en Takasaki en el año 1783 cuando a raíz de una hambruna un sacerdote les enseñó a los granjeros locales a fabricar estas muñecas para poder venderlas. Con el correr de los años se volvieron muy populares en el país hasta arraigarse como una tradición. 

Las muñecas toman la forma de Bodhidharma, el monje budista que trajo el budismo zen primero a China y luego a Japón. Cuenta la leyenda que la túnica del monje era de color rojo, por lo que el tradicional atuendo de las muñecas es de este color. Las cejas están representadas como grullas y sus bigotes por las tortugas. Esto último para poder auspiciar una larga vida, al igual que estos animalitos.

Además están diseñadas para volver a levantarse cuando se caen y hacer alusión al proverbio japonés de perseveancia. 'Cae 7 veces, levántate 8'. Según la tradición después de Año Nuevo se debe pintar un ojo en la muñeca y se le debe asignar un deseo y dejarla en un lugar visible del hogar. 

Los sacerdotes locales realizan un ritual de bendición para que la muñeca y el deseo que se atribuye se consiga. De este modo se le concede al Daruma un alma y un status oficial. Cuando se alcanzar el primer objetivo se le debe asignar un segundo y la muñeca se lleva al templo para quemar. Al año siguiente se compra otra muñeca y se continúa con la tradición. 

Noticias Relacionadas

More News

More News