Historias de vida

Un hospital intercambió a dos recién nacidas con distintas familias y esto sucedió

Ocurrió en un hospital de Barranquilla cuando confundieron a dos recién nacidas y las entregaron a diferentes hogares.
sábado, 3 de octubre de 2020 · 09:40

El insólito episodio ocurrió en un hospital de Barranquilla en Colombia. Dos mujeres dieron a luz en el centro de salud esperando recibir a sus bebés para volver a la comodidad de su hogar. Estas familias nunca imaginaron que recibirían la niña equivocada. Mientras una de las recién nacidas fue a Santo Tomás la otra a Chimichangua. Pasarían años antes de que descubrieran el error y pudieran reencontrarse con sus hijas biológicas.

La trama parece sacada de una película de Hollywood y se remonta al 2015. El hombre oriundo de Santo Tomás confesó que apenas vio a la niña tuvo una extraña sensación que le indicaba que algo no estaba bien. Con el paso del tiempo empezó a notar que la pequeña no tenía algunas rasgos característicos que compartían sus otras hijas.

La niña crecía y el hombre confirmaba que esa pequeña no podía ser su hija, no sólo porque no compartía rasgos en común, además era imposible identificarla con otro miembro de su familia. El hombre decidió hacerse una prueba de AND para terminar con las dudas y los resultados eran contundentes, tenía un 99% de incompatibilidad y todo parecía indicar que se había tratado de un engaño de pareja.

Sin embargo, la mujer sostenía que él era el padre y decidió someterse a otro examen de ADN confirmando lo que menos esperaban. Aquella pequeña no era hija de ninguna de los dos. Desde entonces comenzó la búsqueda y aquel padre se convirtió en todo un detective. Empezó por volver al hospital y pedir el registro de todas las niñas que habían nacido aquel día.

Luego, gracias a las redes sociales pudo rastrear a su pequeña. Le bastó una foto para darse cuenta que aquella era su hija biológica. Desde ese entonces comenzó a insistir a la otra familia adjuntando fotos y mostrando evidencia de que quizás las niñas pudieron ser intercambiadas por error. Una vez que logró convencer a la otra familia el hombre se ofreció a pagar los gastos para realizar una prueba con la niña de Chimichagua.

Las sospechas fueron confirmadas, las niñas habían sido confundidas y entregadas a padres distintos. En la actualidadambos hogares llevan una buena relación mientras intentan resolver el problema en cuestión. Aún no se sabe cómo paso el intercambio que uniría la vida de estas dos familias para siempre.