Dragón

Descubren un fósil de dragón de hielo y es más espeluznante que el de Juego de Tronos

Un paleontólogo descubrió los fósiles de lo que podría ser un dragón y luce más espeluznante que Viserion de Juego de Tronos.
viernes, 2 de abril de 2021 · 13:30

Ocurrió en el año 1992 cuando una excavación paleontológica permitió descubrir los restos de un pterosaurio, también conocido como dinosaurio volador. En aquel momento se pensó que era el más grande de la historia puesto que sus dimensiones superaban a la de otros ejemplares. 

Pero bastaron un par de años para que un nuevo estudio lo ubicara dentro de otras de las especies voladoras más grandes del periodo cretácico. Fue el profesor Michael Habib, investigador del Museo de Historia Natural de Los Angeles quién descubrió, al medir los huesos de la criatura para estudiar el vuelo, que los mismos eran diferentes a cualquier otra especie de la época. 

Aunque encontró grandes similitudes con los pterosaurios, en realidad podría tratarse de una nueva especie, un nuevo género explicó el científico. Debido a que estos restos fueron hallados en un lago congelado de Canadá fue bautizado como Cryodrakon boreas o dragón del norte congelado. 

Habbit es fanático de Juego de Tronos y expresó que le hubiera encantado llamar al ejemplar Cryodrakon viserion en referencia al temible dragón de hielo de la serie. Sin embargo, y a pesar de ser considerado el ejemplar volador más grande que alguna vez haya pisado la tierra, sus restos tenían señales de pelea y hasta una marca de diente de velociraptor. 

Este inmenso dragón congelado vivió hace unos 76 millones de años y llegó a medir 2.7 metros de largo. Su peso era de unos 250 kilogramos. Se cree que podía devorar cualquier cosa que se le pusiera en frente, desde dinosaurios más pequeños hasta mamíferos. 

Poseía una cabeza tres veces más grande que todo su cuerpo y un par de alas que le permitían llevar ese gran cráneo. Los investigadores consideran que por su forma muscular era un cazador de tierra y utilizaba el vuelo para escapar del peligro o en algunos casos atrapar a otras criaturas.