Series

Estas son los secretos que no sabías de Breaking Bad

A casi 13 años de su estreno, la reconocida tira dejó muchas particularidades que los fanáticos no conocen.
sábado, 20 de febrero de 2021 · 19:18

El 20 de enero de 2008 se estrenaba por la pantalla de AMC Breaking Bad, la serie creada por Vince Gilligan, No tardó demasiado en convertirse en una serie de increíble éxito y hasta el día de hoy es considerada una de las mejores tiras que se hayan visto. Las actuaciones, la trama tan bien contada y la producción de este trabajo hicieron que se vuelva un suceso a nivel mundial. 

Estos son los secretos jamás contados de esta historia:

1- EL PROTAGONISTA SERÍA OTRO: Vince Gilligan había conocido a Bryan Cranston en 'Expediente X', sin embargo, no pensó en él en primera instancia ya que tenía en mente a John Cusack y Matthew Broderick. Si bien son actores de increíble talento, el toque que le dio Cranston a su personaje, fue una de las claves para este éxito fenomenal. 

2-JESSE NO DURARÍA DEMASIADO: Vince Gilligan había proyectado que Jesse Pinkman (Aaron Paul) debía morir en el capítulo nueve de la primera temporada de la serie. Sin embargo, hubo una huelga de guionistas que terminó cambiando los planes y fue el giro que le dio a la historia para siempre.

3-LA ESCENA DE LA PIZZA: Uno de los episodios más recordados de esta serie es cuando a Walter le da un ataque de furia con su esposa y revolea una pizza que queda en el tejado de su casa. El episodio es épico y ese momento de enojo extremo totalmente creíble, pero lo que más llama la atención es que Cranston logó realizar esa acción de una sola toma.

4-VARIOS MUERTOS QUE NO SE REGISTRAN: Aunque pasa desapercibido, en Breaking Bad hay 270 muertos que se reparten a lo largo de las 5 temporadas y los más de 60 capítulos. Al inicio estas tragedias quedaban en la mente del protagonista y el remordimiento era muy grande, sin embargo, hacia el final esto ya queda en la nada.

5-EL SOMBRERO: Al inicio, este accesorio no formaba parte de su vestuario, hasta que Cranston se puso uno para cubrirse del sol debido a que muchas de las escenas que filmaba eran en exteriores. Sin embargo, al verlo cómo le quedaba, los productores decidieron adoptarlo como un elemento esencial.