Dwayne Johnson

Dwayne Johnson le hizo una promesa a su madre aunque tardó muchos años en cumplirlo

"La Roca" hizo todo lo posible hasta concretar el gran sueño de su vida.
martes, 23 de febrero de 2021 · 20:10

Si hay algo que siempre caracterizó a Dwayne Johnson es lo mucho que ama a su familia y todo lo que ha conseguido es para que ellos pueden sentirse muy orgullosos de sus actos. Sin embargo, esta necesidad de que sus seres queridos estén siempre felices no surgió de la nada, sino más bien por todas las carencias que él pasó cuando era muy chico. 

Según comentó el propio actor por excelencia de las películas de acción, su padre se dedicaba a la lucha profesional y por tal motivo se iban mudando de casa una y otra vez por todas las ciudades. "La Roca", como todo el mundo lo conoce, llegó a contabilizar más de 13 mudanzas y se comparó con la vida nómade que llevan los gitanos. 

Pero hubo una situación que lo marcó a fuego y que jamás pudo superar que fue la vez que llegaron a su vivienda y encontraron la puerta con un enorme candado. Los habían desalojado y esta situación pudo en crisis a la familia. Poco a poco, se tuvieron que despojar de sus pertenencias hasta que se quedaron sin auto y esto golpeó de lleno a su madre. 

Johnson mencionó una vez que tuvo que frenar él mismo a su progenitora de que cometiera una locura y se quitara la vida, por lo cual, ese trauma lo acompañó por siempre en su mente. Ante este panorama oscuro se juró que cuando fuera famoso, sus padres nunca iban a pasar necesidades y así lo cumplió. En 1999 les obsequió una casa, pero los malos momentos seguirían ya que tras 5 años viviendo en ese hogar, la pareja compuesta por su padre y madre se disolvió.

Aunque ya le había cumplido el sueño de tener su casa, una vez que se retiró de los rings y se volvió una figura estelar del cine, La Roca juntó el suficiente dinero y en una navidad le regaló a su madre un boleto incompleto. En el mismo, la mujer tenía la posibilidad de completarlo con la dirección y la ciudad donde quería tener su próxima vivienda. Una casa que fuera suya y de nadie más, entonces, la emoción apareció en escena como así también el hecho de que el actor cumplió con creces la promesa que hizo hace más de dos décadas atrás.