Hannibal

La historia detrás de Hannibal, la película inspirada en un médico mexicano

El siniestro personaje estaría basado en un caso real mucho más aterrador. Los detalles en la nota.
sábado, 13 de marzo de 2021 · 14:30

Fue en el año 1981 cuando la figura de Hannibal Lecter apareció en la novela Red Dragon escrita por Thomas Harris. En el año 88 se llevó a cabo una secuela que se llamó 'The silence of the Lambs' y fue llevada al cine e interpretada de forma extraordinaria por Anthony Hopkins y Jodie Foster. 

Hannibal se convirtió en uno de los criminales y villanos más temidos de la historia del cine. Pero la trama además se centró en su personalidad perversa, sus rasgos manipuladores y cómo torturaba de forma psicólógica a sus víctimas antes de devorarlas.Para esta cinta Hopkins se metió en la piel del personaje y dio al séptimo arte una de sus mejores interpretaciones. 

Lo que pocos saben es que esta aterradora historia no surge de la novela de Harris sino que está inspirada en un hombre de carne y hueso, un doctor mexicano. No sería la primera vez que una trama de terror se basa en hechos reales, aunque cuesta pensar que existió en verdad una persona tan siniestra. 

Fue durante el año 2013 cuando se cumplieron 25 años del lanzamiento del libro que su creador reveló uno de los secretos de la trama. Para crear su personaje se inspiró en un cirujano mexicano llamado Alfredo Ballí Treviño, quién recibió una dura condena por el asesinato de su amante.

Harris y el doctor Treviño se conocieron en la prisión de Topo Chico de Nuevo León durante los años 60. Por aquel entonces el escritor se encontraba trabajando en otra historia para una revista. Aunque no se sabe con exactitud que fue lo que sucedió existen diversas teorías sobre los crímenes de Treviño. 

Una de ellas es que dio muerte a su novio porque amenazó con dejarlo, otra sostiene que un compañero de secundaria se negó a pagarle por una cirugía y este lo hirió hasta acabar con su vida. Lo que impactó al escritor fue el modo en que la policía descubrió qué se llevó a cabo el crimen. 

Para Harris, Treviño era un hombre elegante que le habló sobre la naturaleza de la tortura. Obtuvo su libertad en el año 2000 y continúo trabajando cómo médico.