México

Estos son los lugares más peligrosos del mundo: uno de ellos está en México y es aterrador

Hay algunas zonas que son mejores verlas por fotos y no arriesgarse a visitarlas si se quiere continuar con vida.
domingo, 1 de noviembre de 2020 · 16:00

Si bien la naturaleza es magnífica y hay miles de lugares asombrosos por conocer, hay muchos otros que es preferible no visitarlos porque podrían ser verdaderamente un peligro. En primer lugar se encuentra El Valle de la Muerte en Estados Unidos y se sabe que los turistas tratan de no acudir a esta debido a que allí hace más de 56 grados, por lo cual, un ser humano solo podría soportar sin agua solamente unas 14 horas.

En segundo lugar está el Desierto de Danakil, Eritrea. Allí el calor es abrasador y los volcanes activos están por todos lados, por lo cual, no se recomienda que nadie vaya de paseo ya que el peligro está latente. En cuanto a la temperatura asciende a los 52 grados y los gases tóxicos se disipan constantemente. En tercer lugar está la Isla de la Quemada Grande en Brasil y según se sabe, es imposible estar en ese lugar ya que es habitada por las serpientes más venenosas del mundo, bothrops y su distribución es de cinco por metro cuadrado.

En cuarto lugar está el Atolón Bikini en Islas Marshall. Es una zona paradisíaca, sin embargo, Estados Unidos comenzó a probar en su territorio armas nucleares después de evacuar a todos sus habitantes. El nivel de radiación es muy grande, por lo cual, estar tanto tiempo en esas tierras resulta un riesgo para la salud. En quinto lugar está el volcán Erta Ale, en la región de Afar en Etiopía, uno de los más severos por la cantidad de sismos que provoca constantemente.

En sexto puesto está un lugar muy conocido por los mexicanos ya que se encuentra en Acapulco y se llama "La Quebrada". Se trata de un acantilado que tiene 45 metros de alto donde los clavadistas practican su actividad preferida, sin embargo, es una zona sumamente peligrosa porque el mar se comporta de forma traicionera y si la altura no es la pertinente puede terminar en una verdadera tragedia.