Pueblos Fantasmas

Cinco pueblos fantasmas que existen en México y debes conocer

México cuenta con increíbles pueblos que fueron abandonados por sus habitantes ideales para los viajeros curiosos.
miércoles, 14 de abril de 2021 · 17:30

No se trata de pueblos fantasmas con historias tenebrosas ni esos lugares en donde pones un pie y sientes que quieres salir corriendo. Para romper un poco con el imaginario del cine sobre los pueblos fantasmas, en este artículo te contamos cuáles son los pueblos de México que fueron abandonados por sus habitantes y el pasó del tiempo se encargó de convertirlos en verdaderas reliquias históricas.  

México tiene la fortuna de tener entre sus propuestas turísticas varios de estos lugares. Se trata de poblados cuyas calles solitarias dejan a cualquiera sin aliento. Aunque se trata de patrimonio que no se puede tocar para que se preserve, se pueden tomar muchas fotos y sumergirse en una magia que transporta al pasado. 

El primero de ellos se encuentra en San Luis Potośi y se llama Real de Catorce. Este lugar fue edificado para que los mineros puedan vivir. Los trabajadores debían cruzar por un oscuro túnel que fue construido a finales de XIX. Estar en él es sentir que se ingresa en un portal de tiempo. Se mantiene intacto desde su fundación y a la fecha se preservan rastros de la actividad minera. 

Puente Ojuela en Durango

Luego tenemos el Cerro de San Pedro, también ubicado en San Luis Potosí. La zona fue muy importante, sobre todo a finales de los años 40. En aquella oportunidad las minas tuvieron que cerrar a causa de una huelga que duró muchos años. Existen unos pocos habitantes pero ellos sólo se dedican a recibir a turistas y enseñarles la historia del pueblo. 

El siguiente es Ojuela en Durango. Fue fundado en 1598 y se dice que allí los españoles encontraron una mina de plata. Eso fue los que los hizo quedarse para explorar las riquezas del lugar. Ojuela tuvo un importante papel para la economía de Durango pero todo acabó cuando una inundación terminó con la mina obligando a los habitantes a que busquen trabajo en otros lados. 

Finalmente esta Mineral de Pozos en Guanajuato. Edificado a finales del siglo XIX, se dice que sus habitantes fueron obligados a irse a causa de los constantes conflictos que mantenían con las tribus chichimecas que habitan la zona. Luego fue abandonado por completo tras la Revolución y la Guerra Cristera