Ciudad Maya

La misteriosa ciudad maya que fue descubierta en selva guatemalteca

Hasta la fecha nadie conocía sobre esta espléndida ciudad que se encontraba oculta en la selva de Guatemala.
miércoles, 21 de abril de 2021 · 17:30

Se trata de uno de los hallazgos más sorprendentes que se realizaron en los últimos años. Una enorme ciudad maya fue descubierta en la selva de Guatemala y es una muestra viviente de la asombrosa civilización precolombina que alguna vez habitó estas tierras. El increíble descubrimiento pudo realizarse gracias al uso de tecnología novedosa. 

Para ello se recurrió a un láser que toma imágenes de la selva e ignara las vegetaciones y los árboles. Uno de los investigadores comentó que se pudo haber llegado a la ciudad perdida en el año 2010, pero a causa de la intensa selva no se pudo ver nada pero a que recorrieron zonas muy cercanas a ellas. 

Esta novedosa herramienta tienen el nombre de LIDAR y permitió revolucionar la arqueología, ya que posibilita estudiar las zonas con mucha precisión lo que permite detectar estructuras como cimientos, plazas, etcétera. En el caso de esta majestuosa construcción cuenta con una enorme rede de casa, carreteras y fortificaciones, como otras construcciones defensivas.

Uno de los elementos más destacados de esta bella ciudad es una enorme pirámide de siete pisos. Los descubrimientos permitieron a los investigadores empezar a trazar algunas nuevas hipótesis sobre la civilización maya. Una de ellas es que dado las carreteras se podría pensar que la población de esta civilización pudo haber sido al menos dos o tres veces más grande de lo que se creía.

Con la nueva información que se logró recoger no resulta irracional pensar que había unos 10 millones de personas que vivieron allí y que incluso pudieron asentarse en zonas que en la actualidad pueden considerarse inhabitables. Además la existencia de la intercomunicación marcaría que para los mayas el comercio resultaba muy importante. 

Otro dato revelador tiene que ver con las murallas defensivas, las cuales indican que las guerras no sólo ocurrieron al final de la civilización sino que esta clase de enfrentamientos se daban de manera constante y a gran escala. Indicó Tom Garrison, arqueólogo especialista en Cultura Maya.